Muerte cerebral

Una vez más! Mujer con muerte cerebral despertó cuando le iban a sacar los orgános

No se si lo sabes pero el concepto de la muerte cerebral es algo muy subjetivo y en muchos casos ¡no se trata de una muerte real! La muerte cerebral es un invento de los años ’60 de los doctores de Harvard para poder hacer transplantes de órganos porque como un muerto no puede donar sus órganos porque estos se dañan con la muerte es necesario que tu cuerpo esté vivo, conectado a una máquina para que ellos puedan cosecharlos y dárselos a otra persona. El donante de órganos ideal es alguien que en realidad está aún vivo pero con un daño cerebral permanente y que por lo mismo no vivirá cuando lo desconecten de las máquinas que lo mantienen con vida pero como una persona que aún está viva no puede ser donante de órganos vitales los doctores necesitaban definir su muerte e inventaron el término “muerte cerebral”. El problema está en que es muy dificil definir si la persona se recuperará o no y como de modo regular no se hacen todos los examenes que se deberían de hacer para confirmar su “muerte” pues sería muy costoso y demorado los doctores sencillamente asumen que no habrá recuperación y anuncian la muerte de la persona cuando en realidad ¡no ha muerto!

No es un cuento, todo indica que podría estar pasando muchas veces que se están sacando órganos de personas que están aún vivas! De hecho ya  se han registrado varios casos de personas que se despertaron en plena sala de operaciónes, hace poco escribí sobre el caso de una chica en Dinamarca que despertó en la sala de operaciones y ahora ha salido a la luz un nuevo caso, copio la noticia más abajo.

Post relacionado: ¿Qúe tan muerto hay que estar para estar muerto?….últimamente parece que no tanto

donante de organos con muerte cerebral desperto

Reproducimos la siguiente noticia de Notifamversión en español del excelente portal de noticias lifesitenews

SIRACUSA, Nueva York, 9 de julio de 2013 – Una mujer a quien los médicos declararon con muerte cerebral despertó inesperadamente justo cuando le iban a quitar los órganos para transplantarlos.

El Departamento de Salud estatal reprendió a los médicos de St. Joseph’s Hospital Health Center por no determinar correctamente si Colleen S. Burns realmente estaba muerta antes de solicitar permiso a su familia para extraer sus órganos y programar el procedimiento.

Burns de 41 años y de Siracusa, Nueva York, fue llevada al hospital en octubre de 2009 después de una sobredosis de drogas.

Los médicos creían que había sufrido daño cerebral irreversible y estaba al borde de la muerte, pero luego salió a la luz que en realidad estaba en un coma farmacológico profundo.

La investigación del Departamento de Salud descubrió una serie de errores y faltas de comunicación que culminaron en una situación que fue evitada sólo porque Burns abrió los ojos en la mesa de operaciones.

De acuerdo con un informe del caso, el Departamento de Salud estatal halló que los médicos hicieron caso omiso de las observaciones de una enfermera que indicaban que Burns no estaba muerta y que su condición estaba mejorando, y que no se habían realizado suficientes escaneos cerebrales para confirmar el diagnóstico de muerte cerebral a menudo cuestionado.

Además, los investigadores del Departamento de Salud descubrieron que el personal pasó por alto un tratamiento recomendado para evitar que las drogas ingeridas por la paciente fueran absorbidas por su sistema digestivo, y que no se hicieron las suficientes pruebas para ver si estaba libre de todas las drogas antes de que le sacaran los órganos.

El informe decía que el día antes de que le quitaran los órganos, Burns respondió a una prueba de reflejo. Los dedos del pie se le enroscaron hacia abajo cuando una enfermera le rascó la planta con el dedo.

Una enfermera dijo que vio que los orificios nasales de Burns ensancharse en el camino hacia el quirófano, lo cual indicaba que respiraba en forma independiente del respirador al que estaba conectada, y que sus labios y lengua se movían.

De acuerdo con los registros del hospital, veinte minutos después de que se realizaran estas observaciones, una enfermera le dio a Burns una inyección del sedante Ativan. Sin embargo, las notas de los médicos no mencionan el sedante ni dan ninguna indicación de que sabían de las observaciones de la enfermera.

El Dr. David Mayer, cirujano general y vascular y profesor asociado de clínica quirúrgica del New York Medical College, también revisó los registros y halló desconcertante el uso de un sedante.

“Esto la sedaría hasta el punto de no poder reaccionar”, Mayer le contó al Post-Standard. “Si se la tiene que sedar o darle medicación para el dolor, no tiene muerte cerebral y no se le deberían extraer los órganos”.

El informe del Departamento de Salud dijo que Burns “no sufrió un paro cardiorrespiratorio y no tenía daño cerebral irreversible”, como habían determinado los médicos de St. Joseph.

“El hospital no realizó una revisión extensiva y crítica del hecho casi catastrófico en este caso”, decía el informe, y los directivos del hospital no “identificaron que las evaluaciones médicas (de Burns) fueron insuficientes y que ocurrieron cuando el personal de enfermería cuestionó posibles signos de mejoría en la función neurológica”.

Trágicamente, se informó que Burns se suicidó 16 meses después de su estancia en el hospital. Su madre, Lucille Kuss, contó al Syracuse Post-Standard que la familia no procuró una investigación del incidente ni demandaron al hospital porque su hija había sufrido una depresión severa antes del incidente y después no estaba preocupada de que los médicos casi le quitaran la vida.

El Departamento de Salud estatal multó al St. Joseph’s Hospital Health Center por $6000 por manejar mal el caso de Burns y por no investigar de manera correcta la causa del incidente. También se le ordenó al hospital revisar su programa de control de calidad, y contratar a un neurólogo asesor para que les brinde instrucción sobre cómo diagnosticar la muerte cerebral de manera precisa.

Esta no es la primera vez que un donante potencial de órganos se despierta literalmente en la mesa de operaciones, momentos antes que lo abrieran.

En 2008, un francés de 45 años revivió en la mesa de operaciones mientras los médicos se preparaban para “extraer” sus órganos para donación, después de un ataque cardíaco. En la investigación subsiguiente realizada por el comité de ética del hospital, varios médicos admitieron que esos casos, aunque poco frecuentes, eran bien conocidos para ellos.

Ese mismo año, a un estadounidense de 21 años con “muerte cerebral”, Zack Dunlap, iban a extraérsele los órganos cuando sus dos hermanas, ambas enfermeras, decidieron probar la teoría del hospital de que su cerebro ya no funcionaba. Los familiares le pincharon los pies con un cuchillo y clavarobn sus uñas debajo de las uñas de paciente, lo cual provocó fuertes reacciones por parte de Dunlap y se demostró que estaba consciente. Se recuperó completamente. Luego contó que estaba consciente mientras los médicos hablaban en su presencia sobre sacarle los órganos.

El término “muerte cerebral” fue inventado en 1968 para facilitar la necesidad de adquirir órganos vitales en su estado “más fresco” de un donante que algunos argumentan aún está más vivo que nunca.

Mientras que anteriormente se había definido la muerte como la falta de respiración y actividad cardíaca, la “muerte cerebral” se consideraba compatible con un paciente completamente vivo. Nunca se ha definido “la muerte cerebral” en forma rigurosa, y no existen pruebas estandarizadas para determinar si existe esta condición.

El informe de U.S. Centers for Medicare and Medicaid Services (Centros de EE. UU. para los servicios de Medicare y Medicaid) sobre el caso Burns en St. Joseph’s Hospital Health Center se encuentra disponible aquí.

Anuncios

7 pensamientos en “Una vez más! Mujer con muerte cerebral despertó cuando le iban a sacar los orgános

    • es claro que no puedes darte a la idea de tantas y tantas irregularidades que se puedan hacer para poder adquirir los organos, como lo es este caso y muchos pero muchos k estan saliendo a la luz sobre el tema de “muerte cerebral” por k segun los doctores es un daño irreversible pero entonces no dudo k realmente lo inventaron ese termino para poder obtener organos humanos, y si aun no lo es entendido podre a llegar a creer k no tienes un criterio amplio para poder dar posibilidad a esto k esta sucediendo

    • Que parte de la noticia te pareció una tonteria?
      La donación de organos está bien siempre y cuando se haga de una manera responsable y respetuosa de la vida….
      Ojala te informes tú un poco más para que entiendas a qué me refiero en las noticias sobre este tema.

  1. Existe la definición de muerte cerebral. Y de eso no se vuelve. No con la medicina actual. Antes era el paro cardíaco lo que permitía diagnosticar la muerte, pero hoy, gracias a los avances, se puede sacar a una persona de esa situación la mayoría de las veces.
    No conozco el protocolo de donación de órganos de muchos países, pero los que ví, se trata de procedimientos muy rigurosos hasta llegar a considerar al posible donante como tal.
    Y un paciente con muerte cerebral sólo “duraría” unas horas conectado a una máquina (a diferencia de un paciente en coma o en estado vegetativo, los cuales pueden permanecer así por años y años). Y escribo “duraría” y no “viviría” porque el proceso de la muerte ya se ha iniciado y es irreversible.
    Cuando morimos, si se mantienen ciertas condiciones, nuestros órganos y tejidos son “viables” por algunas horas. Y se aprovecha para extraerlos y dárselos a alguien que los necesite para poder seguir viviendo. El donante ya está muerto. No les sirve más. Está conectado a un respirador y con drogas que mantienen su corazón latiendo sólo para mantener sus órganos en condiciones.
    Si realmente quieren informar, busquen información de buena fuente, por ejemplo en Argentina existe el INCUCAI que es el instituto que regula todo el procedimiento de donación.
    No pongan noticias sensacionalistas que ni siquiera se sabe si son verdad. Lamentablemente se miente mucho.
    Y desde la mentira no se puede tomar conciencia ni decisiones.
    Saludos!
    Inés

  2. Pingback: ¿Qué tan muerto hay que estar para estar muerto?…. últimamente parece que no tanto | Nuestro mundo al revés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s