Aborto/Derechos reproductivos

Por boca de mentirosos

catolicas por el derecho a decidir

Estoy sorprendida. Realmente es impresionante la cantidad de gente que se deja engañar y lo peor de todo, ¡con qué facilidad! Es como mentirle a unos niños.

En nuestro Perú existe todo un movimiento pro abortista que en su mayoría está liderado por la organización de Manuela Ramos y “Católicas” por el Derecho a Decidir, este último, si no me equivoco, es a nivel de Sudamérica.

Hoy quiero centrarme en “Católicas” por el Derecho a Decidir y por eso hablaré mucho de la Iglesia Católica. Sin embargo, quiero resaltar que el tema de derecho a la vida, si bien es cierto es básico en el cristianismo, va más allá y sobrepasa cualquier religión. El derecho a la vida es un derecho inalienable e intrínseco, desde el momento de la concepción, sin importar a qué religión, grupo social, nacionalidad o raza pertenezca la persona concebida.

No pretendo decidir quién puede llamarse católico y quien no, ya que no soy nadie para hacerlo. Sin embargo, creo que si alguien o algo se va a declarar públicamente católico, cristiano, judío, musulmán, budista o lo que sea, debe, en lo posible, cumplir, respetar, predicar y sobre todo nunca manipular a gusto y antojo, los estatutos, normas o cánones de dicha religión para utilizarlos en intereses propios.

Yo soy cristiana, católica, apostólica y romana, hija de padres que me han inculcado la fe desde muy pequeña. No por eso voy a atreverme a decir que soy el ejemplo católico perfecto porque sé muy bien y Dios también, que no lo soy, que estoy a millas de serlo y lo más seguro es que no lo sea nunca: soy humana, frágil, pecadora y me equivoco una y otra y otra vez.

Sin embargo, por el hecho de no ser el ejemplo católico perfecto, no voy a permitir jamás que una organización como esta que lleva muy grande el nombre “católico”, manipule y mienta a miles de personas de la manera en que hoy lo están haciendo. Me indigna hasta lo más profundo de mi ser.

Volviendo al tema de “Católicas” por el Derecho a Decidir, quiero empezar por decir que esta organización, no es católica, no tiene ningún vínculo con la Iglesia Católica ni mucho menos tiene alguna aprobación oficial por parte de ésta. Peor aún, sus políticas son completamente opuestas a las enseñanzas de Cristo.

Siempre reviso su página en Facebook para ver con qué mentiras están ganando más público, en su mayoría femenino, y lo que veo siempre son extractos del Código del Derecho Canónico o del Concilio Vaticano II arreglados de forma que parezca que la Iglesia está a favor del aborto en algunos casos. Esto no es cierto. La postura de la Iglesia es clara: “Quien procura un aborto, si éste se produce, incurre en excomunión Latae sententiae” (Cánon de la Iglesia Católica, 1398); y más aún: “Por tanto, la vida desde su concepción ha de ser salvaguardada con el máximo cuidado; el aborto y el infanticidio son crímenes abominables” (Gaudium et Spes). No entiendo. ¿Qué es lo que no tienen claro sobre la posición de la Iglesia?

Cada vez que visito sus páginas, no veo que profesen su gran amor por el Señor Jesús ni por sus enseñanzas; no veo ni siquiera una mínima muestra de que le tienen aprecio a la Iglesia a la que tan desesperadamente quieren pertenecer. Entonces, ¿cuál es realmente su objetivo? ¿por qué el afán de pertenecer a una religión, a una Iglesia, que para ellas lo único que hace es negarles lo que tan caprichosamente quieren alcanzar?

Es simple. La mentira. La mentira, que para entrar en la mente y en el corazón de las personas, debe disfrazarse de algo bueno; porque pregúntenselo: ¿quién en su sano juicio haría algo que será contraproducente para uno mismo? Honestamente, yo no. En esta organización la verdad está tan tergiversada que, para aquellos que no saben y no tienen ni el mínimo interés en investigar, muy fácilmente hacen ver que, en efecto, son católicas pero que la Iglesia está equivocada, es intolerante y que no entiende a sus fieles, menos aún a las mujeres porque es machista.

Yo les digo a estas mujeres, y perdonen si suena crudo. El daño, el mal, todo lo que es repudiable, atroz y deplorable, entra por boca de mentirosos. Y ustedes lo son. Mentirosas de primer grado, que, al hacer propaganda de que las católicas tienen derecho a decidir quien vive y quien no, no sólo están predicando enseñanzas en contra de la Iglesia sino en contra de Dios mismo, que sobrepasa cualquier institución; Creador y Dueño único y absoluto de las vidas que van a morir por consecuencia de sus mentiras.

Es verdad que cada persona tiene derecho a una opinión. Y quiero decir que mi posición no va en contra de la persona que cree que abortar es una solución, no puedo juzgar a ninguna persona porque no es mi derecho y no tengo autoridad moral. Sin embargo, sí puedo pronunciarme en contra de la actividad. Y aquí me pronuncio directamente contra “Católicas” por el Derecho a Decidir, ya que, al utilizar ese nombre prostituyen lo que para mí es un tesoro: mi fe católica.

AGJ

091112

Anuncios

2 pensamientos en “Por boca de mentirosos

  1. Acabo de ver la página (“Católicas por el derecho a elegir”), y en verdad que es claro que de Católicas no tienen nada. Da pena que se presenten como tales porque lo disimulan muy bien (poniendo imágenes del Papa, y cosas parecidas), pero si leen un poco más, no tienen ni el más mínimo de respeto por las autoridades eclesiales ni por lo que verdaderamente enseña la Iglesia.
    Qué pena me da enterarme que existen instituciones así: “Tan mentirosas” como ésta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s