Aborto/Ecologia/Mundo al revés

Un mundo de contradicciones

lo-bebes-y-lo-perrosEl martes estuve fuera de la capital por temas de trabajo. En la noche llegué a la habitación del hotel y quería relajarme viendo un poco de televisión antes de dormir. Para mi sorpresa, casi ningún canal podía alcanzar señal así que me entretuve viendo Animal Planet. Luego de aprender unos tips de El Encantador de Perros empezó otro programa llamado El Jefe y sus Pitbulls. El protagonista es Shorty Rossi, un ex convicto y ahora empresario estadounidense  cuya verdadera pasión es rescatar pitbulls que son maltratados, que han sido abandonados o que están muy enfermos y buscarles un hogar.

Ahora, se preguntarán, ¿qué tiene que ver esto con las familias y la defensa de la vida desde la concepción? Mucho!!! Y no he perdido la razón, a continuación se los explico:

En el capítulo del martes, Shorty, es invitado por una organización defensora de animales a una actividad llamada Intervención. Esta Intervención se desarrollaba en una perrera/albergue temporal para perritos. En el recibidor de la perrera se había colocado una mesa con folletos y 4 sillas donde estaban Shorty, uno de sus asistentes y dos mujeres representantes de la organización defensora de animales.

Durante todo el día, llegaron personas a este lugar. Estas personas, por alguna razón ya no podían quedarse con sus perritos entonces los llevaban a la perrera. La labor de Shorty y los demás, era tratar de convencerlos de quedárselos una semana más hasta que ellos les consigan un hogar. Les explicaban que si los dejaban en la perrera lo más probable era que serían sacrificados. Se podía ver toda clase de emociones. Algunos, debido a la frustración de tener que dejar a los engreídos de la casa, se molestaban, gritaban e insultaban (probablemente para disimular la culpa y la angustia). Otros lloraban; algunos parecía que iban a dar su brazo a torcer pero finalmente los dejaban y otros sí se convencían y los llevaban de regreso sintiéndose muy felices y aliviados.

Todo esto me hizo pensar. Hace muy poco, leí en un artículo sobre personas que iban a las clínicas donde se realizan abortos (legales) en Estados Unidos y Europa a hablar con las madres y explicarles las consecuencias de tomar dicha decisión. Todas estas personas estaban a favor de la vida y querían velar por la vida de estos bebés (personas con derechos) y también por la salud física y mental de estas mujeres. Esta Intervención para salvar personas (madre y feto) ahora es condenada:

– En Irlanda, aconsejar y hablar en público en contra del aborto podría significar un año de pena de cárcel.

– En EEUU, el pastor Walter Hoye fue sentenciado a 30 días de cárcel por aproximarse y tratar de disuadir a dos mujeres en una clínica de abortos en California para que no se sometan al procedimiento.

– Mary Wagner, en Toronto, Canadá, fue sentenciada a 40 días de cárcel y 3 años de libertad condicional por entrar a la clínica para mujeres Bloor West Village para dar un testimonio pacífico a favor de la vida del no nacido.

–  Linda Gibbons, 63 años, Canadá. Ha estado entrando y saliendo de la cárcel. Sumando los periodos, ha estado 10 años encarcelada. Su crimen: Entrar a clínicas y tratar de convencer a las madres de no practicarse abortos explicando el valor de la vida y las consecuencias físicas y psicológicas de dicho procedimiento.

Dicho todo esto, yo simplemente no entiendo. ¿Cómo es que, en países “desarrollados”, está permitido hacer actividades (tan bien organizadas y expuestas públicamente dicho sea de paso) para tratar de salvar perritos y que por el contrario sea un crimen penado por la ley el tratar de defender una vida humana? Y por el contrario, cuando una persona mata a un animal protegido por el estado (así sea un huevo de águila) es enviada a la cárcel y sin embargo, en estos mismos países se da carta libre y es completamente legal matar a un ser humano en estado embrionario.

No se equivoquen, no tengo nada en contra de los animales, al contrario, me encantan y adoro su compañía. Sin embargo, creo firmemente, que si el valor de la vida de un perrito, un gatito, un oso, le es tan caro y tan preciado a un país ¿no debería serlo y aún más, el valor de una vida humana?

AGJ

18/10/12

Anuncios

3 pensamientos en “Un mundo de contradicciones

    • Por lo mismo hay que esforzarnos por cuidar y criar de la mejor manera posible a todos los seres humanos. A lo que creo se referia la autora del post es justamente a lo contrario a tu respuesta…..en perro nunca podrá hacerle tanto bien al mundo como un humano con la crianza adecuada….vale la pena cuidar a todos los seres humanos, no sabes si alguno de esos pequeños bebés abortados tenian la respuesta a los problemas del mundo actual y por no dejarlos vivir el planeta y todo el resto de los seres humanos seguimos sufriendo!

  1. Soy activista provida VIDA así como se lee , por eso respeto toda forma de vida pues todas son fruto del mismo creador……….estoy totalmente en contra del aborto y lo aprendí, lo entendí trabajando con animales rescatados de la calle y soy una convencida que la educación pro vida debe empezar en la tierna infancia con experiencias vivenciales con animales y plantas ……….solo así lograremos que las nuevas generaciones valoren la vida humana que es la mas
    valiosa de las creaciones ………..por favor déjense de hacer comentarios o comparaciones totalmente fuera de lugar…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s