Familia/Mundo al revés/Opinión

Perdiendo el horizonte: divorcio y matrimonio gay como puerta abierta a la poligamia y el incesto

La primera vez que escuché que permitir el matrimonio gay abriría la puerta a la legalización de la poligamia y el incesto, la verdad es que me pareció una exageración. Debo reconocer que con el paso de los años no sólo he llegado a entender la coherencia de este argumento sino que tristemente veo como poco a poco se va materializando.

En realidad la pérdida del horizonte de lo que es el matrimonio y la familia se comenzó a desdibujar desde mucho antes cuando se hizo “normal” el divorcio y los segundos (y terceros) matrimonios. Siempre han habido personas que no fueron fieles a sus compromisos matrimoniales y que terminaban constituyendo otras uniones. La diferencia está en que eso no era socialmente aceptado, no era la “norma”, no era lo “normal”. Para que se den una idea, en 1867 cuando comienzan a registrarse los índices de divorcio en los EEUU estos se daban en el 3% de los matrimonios y llegan a un 7% en 1900. A lo largo de todo el siglo XX esta cifra se fue incrementando hasta que después de un fuerte cambio de actitudes en los años 70, actualmente se calcula que al menos el 50% de las parejas se divorcian.

Un ejemplo de como han cambiado los tiempos: mi abuela no dejaba entrar a personas divorciadas a su casa, pues eran personas reprobables. Eso era lo “normal”. Mi mamá se divorció sin mayor problema ni escándalo, obligando a mi abuela a cambiar su actitud. Mucha gente de mi generación no cree en el matrimonio, o no se casan o lo hacen con la conciencia de que quizás no es para siempre.

Yo crecí en un tiempo donde el divorcio no era la “norma” pero era “normal” y se comenzaba a poner de moda la aceptación y el enamoramiento de la sociedad moderna con la cultura gay. Se discutía la legalización de los matrimonios homosexuales pero la verdad es que se veía como algo muy lejano.

No tengo hijos pero mis sobrinos están creciendo pensando que el “matrimonio” homosexual es una opción más, es algo “normal”, aunque aún no es la “norma”. El mundo y la cultura actual y hasta en sus colegios les enseñan que lo único que importa es la decisión personal, que nadie les puede decir lo que está bien y lo que está mal, que si lo deseas y no es ilegal puedes hacerlo y que si lo deseas y no es legal debes luchar por tus “derechos” y no dejar que seas “discriminado” por ser diferente. Al final elegir a la pareja de uno se ha reducido al seguimiento de los propios deseos e impulsos. Lo que está bien y lo que está mal parece que ya no existe.

Hace un par de semanas en Brasil se legalizó como matrimonio una unión estable entre tres personas y yo me pregunto ¿cuantos más matrimonios atípicos como este vendrán y entre cuantas personas más? En EEUU y Canadá existen sociedades polígamas (sobre todo de grupos religiosos sectarios) que están apelando a la legalización de sus uniones múltiples como una práctica válida y alegan que están sufriendo una discriminación. Existen grupo defensores del incesto como una práctica válida que debería de ser legal. No quiero meterme a hablar de la pedofilia y la zoofilia, también hay quien las defienden y buscan su legalización.

Si el matrimonio ya no es una unión estable entre un hombre y una mujer y lo redefinimos como la unión entre dos o más personas que quieren estar juntas porque así lo desean ¿qué impedimento lógico hay para que la poligamia y el incesto sean legales?

La primera vez que leí que el matrimonio gay era la puerta abierta a la poligamia y el incesto me pareció un poco jalado de los pelos pero hoy no me cuesta creerlo.

Anuncios

7 pensamientos en “Perdiendo el horizonte: divorcio y matrimonio gay como puerta abierta a la poligamia y el incesto

  1. Interesante tu punto de vista. Actualmente estamos eliminando todos los límites en nuestra vida y las consecuencias saltan a la vista. Sólo nos interesa si es “legal” para la sociedad que hemos creado a nuestro antojo y los valores los dejamos a un lado poco a poco. ¿Hasta dónde llegaremos?

  2. como dice la cancion :”A donde vamos a parar” , en serio que ya no, nos falta mucho para parecer Sodoma y gomorra. Dios tenga piedad de nosotros.

  3. No todo lo que es moralmente reprobable por el cristianismo debe ser ilegal. Ni siquiera los cristianos lo debemos pretender. Convenzamos con nuestra vida para que muchos derechos caigan en desuso. ¿Vamos a poner una multa o meter en la cárcel a dos hombres o mujeres porque se amen?¿En qué nos perjudica que les reconozcan unos derechos como pareja? ¿Entonces debemos, por ejemplo, pedir que confesiones religiosas distintas a la cristiana dejen de tener beneficios fiscales (hablo de España por poner un caso)? ¿Aceptar esas uniones significa que van a dejar de existir las monógamas heterosexuales?

    Con esta actitud de rechazo a lo que está fuera de nuestros valores es como conseguimos que la gente se posicione con más fuerza en nuestra contra.

    Los cristianos podríamos considerar una ofensa a Dios el no asistir a la Eucaristía y pedir que se pene a quien no lo haga. ¿No sería ridículo?

    Defender o justificar nuestros valores no siempre debe equivaler a pedir su ilegalización.

    • Creo que no captaste el sentido del artículo…nadie habló de poner una multa o meter a la cárcel a nadie, ese no es el sentido.
      Hace poco hable con una señora muy amiga mia, muy liberal ella que me habló en terminos muy parecidos a los tuyos. Una señora que encaja perfectamente en el molde que describo. Hija de una señora muy católica que obviamente “jamas” se habría divorciado, ella misma se divorció y actualmente no tiene mayores prejuicios contra nadie, y obviamente no entendía el “rechazo” de mi parte hacia los homosexuales. La realidad es que yo no los rechazo sino que simplemente no estoy de acuerdo con sus acciones.
      A esta señora tan liberal le explique algo muy sencillo que es que en los países donde el “matrimonio” homosexual es aprobado, estas parejas tienen todos los derechos que pueden tener los matrimonios heterosexuales y por ende sería una discriminación que no puedan adoptar hijos. Le pregunté que pensaría ella si su hija muriera dejando a sus nietos huerfanos y ella no tuviera la posibilidad ni la edad de acogerlos y fueran dados en adopción a una pareja de homosexuales. De modo soprendente comprendió mi punto de vista.
      En ningún momento del artículo he abogado por la “ilegalización” de las uniones homosexuales. Por razones legales, etc. hay muchos reconocimientos que se pueden hacer a este tipo de parejas para herencias, etc. pero no es lo mismo que equipararlos a los matrimonios…no son lo mismo!

      • Bueno…hablas de legalización de uniones de tres miembros, de incestos y poligamias…Así que si te choca que algo lo hagan legal, entiendo que lo que quieres es que sea ilegal…En España ha sido ilegal y se penaba.

        En el tema de los homosexuales y la adopción yo pensaba que no se puede experimentar con los niños, que necesitan padre y madre… hasta que me meti de voluntario en una casa de acogida para niños; viendo el trato que recibían los 20 mocosos de entre 3 y 17 años por las 2 o 3 educadoras que había en cada turno pensé: “¿Realmente están mejor aquí que siendo cuidados por una pareja heterosexual u homosexual capacitada?” Me parece tan poco natural que a un niño lo críe una institución como que lo críe una pareja homosexual o incluso una madre soltera. A todos los casos les encuentro pegas. Pero no creo que el piso de acogida sea el mal menor, donde las educadoras no dan abasto y se ven en los chavales claras carencias afectivas. Mi postura actual sería: “Si las únicas alternativas son una institución o una pareja homosexual bien capacitada, elijo la segunda. Si la cosa está entre una pareja homosexual y una heterosexual bien capacitadas, elijo la heterosexual”. Y tal vez en cualquiera de los casos consultaría al niño lo que quiere.

        No soy demasiado conocedor de las leyes ¿pero qué derechos no deberían tener en tu opinión esas uniones distintas a la heterosexual monógama que estas sí tienen?

      • Hay una diferencia entre la legalización de algo y la ilegalización de algo…..
        Actualmente en Perú las uniónes homosexuales no son ilegales como en algunos países islámicos, es decir tener una pareja homosexual no es razón de ningún tipo de castigo, pena o carcel. Que no sea ilegal no es lo mismo de que sea legal. En el Perú los “matrimonios gay” no existen, no son legales. En el momento en que lo sean con ese nombre “matrimonio” tendrán todos los derechos que cualquier otro matrimonio y la adopción por parte de homosexuales será automática.

        Sobre el tema de la adopción de niños no es un tema de discriminación o no por los homosexuales sino de cuidar los derechos de los niños. Es su derecho tener un padre y una madre y se ha comprobado que niños criados por parejas del mismo sexo tienen muchos mayores problemas en su adultez y están expuestos a muchos riesgos para su madurez.

        Algunos datos y links:
        – 23% de los niños de madres lesbianas han sufrido abusos por un padre o un adulto, contra 2% de los niños de parejas heterosexuales
        http://www.tradicionyaccion.org.pe/tya/spip.php?article196)http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=23185
        http://foros.riverplate.com/actualidad-nacional-e-internacional/87354-ninos-adoptados-gays-sufren-trastornos-psicologicos.html

      • Lo primero que hace el estudio es comparar la crianza entre tu familia BIOLÓGICA (es decir, tu padre y tu madre) y una familia homosexual. Yo lo he comparado con la crianza en un centro de adopción o de acogida, que es en principio de donde los van a adoptar.¿Ese estudio no lo han hecho?

        El estudio contrario, que dice que los niños criados por homosexuales no tienen ningún perjuicio, estudia ” parejas homosexuales blancas, con alto nivel de educación”, es decir, lo que yo llamé “una pareja homosexual bien capacitada”. Es decir, una candidata a la adopción.

        Me falta leer el del foro riverplate, que es más largo.

        Por otro lado, aludes al derecho del niño a tener padre y madre. Hay niños que están en un centro de acogida desde sus primeros años hasta la mayoría de edad. ¿Dónde queda ese derecho a tener padre y madre cuando son cuidados por educadores sociales?¿De verdad están mejor ahí que con una pareja homosexual? Ese es el dilema.

        Por cierto, en el primer link, una cosa que dice es que los problemas vienen derivados de la falta de aceptación por parte de sus compañeros. ¿Lo malo entonces es que no te acepten o la crianza en una pareja homosexual? Porque eso sería como si nos trasladamos a la América de la esclavitud y concluímos “ser criado en una familia de negros te causa más problemas que si te crias en una de blancos”. El problema no era ser negro, sino no aceptarlos. Y el trabajo que se hizo fue orientado a la aceptación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s