Bioética/Fertilización in vitro

FIV y el cigoto: ¿una simple célula o un ser humano?

Image

En Costa Rica estamos a cuatro días de realizarse la audiencia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos -5 y 6 de setiembre- debido a una demanda interpuesta por diez parejas contra el Estado por la prohibición de la fertilización in vitro (FIV). Desde el año 2000 se suspendió dicha técnica de reproducción asistida en el país por atentar contra la vida humana.  En los días antes al juicio se han despertado sentimientos y opiniones dentro de la comunidad científica y, si bien es cierto, los argumentos en contra de la técnica son contundentes y basados en la evidencia, algunos opinan que los ataques a la FIV no son válidos porque la vida humana no comienza en la concepción (entiéndase concepción como el término biológico fertilización, es decir, la unión del gameto masculino con el gameto femenino) y, por lo tanto, los embriones que se encuentran congelados o que han sido descartados son simples células humanas. Entonces, pareciera que todos los argumentos en contra o a favor de la FIV giran en torno a cuándo inicia la vida humana.

El inicio de la vida humana ha sido estudiado por muchos científicos durante la historia y las definiciones sobre el momento exacto del inicio de la vida han dependido del conocimiento del desarrollo embrionario en un momento determinado. Es interesante reconocer que no existía tanta preocupación sobre el momento preciso del inicio de la vida hasta que se empezaron a cuestionar las implicaciones éticas de técnicas como la FIV, así como, la investigación de células madre embrionarias.  Muchas opiniones han surgido con respecto al tema, a pesar de que el inicio de la vida humana no debe ser sujeto a opiniones arbitrarias sino respaldado por la evidencia científica. Por lo anterior es que a continuación se presentarán evidencias científicas que sustentan que el inicio de la vida comienza, indudablemente, en el proceso llamado fertilización, reconociendo al cigoto como la primer manifestación corporal del continuo proceso del desarrollo humano (Santos y Ventura-Juncá 2010, Jouve et al. 2011).

El desarrollo humano inicia con la fertilización, es decir, el proceso provocado por la unión de un gameto femenino (óvulo) con un gameto masculino (espermatozoide), para formar una célula huevo o cigoto (Sadler 2010; Moore y Persaud 2008), el cual albera todas las instrucciones necesarias para construir el cuerpo humano (Pearson 2002 y Lodish et al. 2008).  Esta célula altamente especializada e intrínsecamente totipotente es el inicio del desarrollo embrionario (Moore y Persaud 200; López y Iraburu 2004) y es radicalmente distinta en su composición y comportamiento con respecto a cualquier otra célula del organismo humano, incluso, de las células a partir de las cuales se origina (el oocito y el espermatozoide) (Santos y Ventura-Juncá 2010). Por lo tanto, la fertilización es un evento científicamente definido en el que el cigoto, una nueva célula con composición genética, molecular y un comportamiento particular, es formado (Condic 2008). Este cigoto por divisiones sucesivas y diferenciación formará cada una de las células presentes en el embrión, feto, recién nacido, niño y adulto (Santos y Ventura-Juncá 2010).

Entre las interacciones que ocurren en el momento de la fertilización, están, un gran influjo de iones, especialmente, la entrada de calcio al óvulo (Whitaker 2006), cambios en la carga eléctrica de la membrana del óvulo, cambios morfológicos del núcleo paterno, el intercambio de proteínas paternas (protaminas) por histonas presentes en el citoplasma  materno, la síntesis de ADN en cada pronúcleo por separado (Evans 2002; Sutovsky 2009). Además, diez horas después se inicia la transcripción del genoma del embrión, que requirió modificaciones epigenéticas para regular la expresión de los genes (Condic 2008). En fin, todas estas interacciones evidencian que el cigoto, un nuevo individuo humano de una célula, orquesta y dirige el patrón de su desarrollo, que difiere del de cualquier otra célula.

“Un ser humano puede distinguirse porque se comporta como un organismo, es decir, sus partes actúan de forma coordinada e interdependiente para llevar a cabo las actividades de la vida” (Merrian-webster 2012). De esta forma, el cigoto humano, es un ser humano y no una célula, pues actúa como un todo, ya que,  todas sus partes actúan de forma ordenada con el fin de generar estructuras e interacciones complejas que se requieren para continuar el desarrollo embrionario (Condic 2008). La diferencia entre una fase y otra del desarrollo embrionario se debe a las circunstancias: nutrición, tiempo, ambiente, regulación génica en las diversas células y tejidos. Por lo tanto, cualquier técnica o actividad que atente contra el cigoto, que es capaz de generar un organismo completo, atenta contra la vida de un nuevo individuo a no ser de que éste sea interrumpido por una enfermedad, una intervención externa o un accidente (Condic 2008, Leal 2011).

La definición del inicio de la vida no debe acomodarse a nuestros intereses económicos, políticos o ideológicos. La ciencia demuestra que el momento en que el espermatozoide fertiliza al óvulo se desencadenan una serie de eventos que conocemos como desarrollo y es en este instante en el que inicia un nuevo ciclo vital. Por lo tanto, cualquier técnica o actividad que atente contra el cigoto, que es capaz de generar un organismo completo, atenta contra la vida de un nuevo individuo. La fertilización in vitro atenta contra miles de vidas humanas con igual dignidad y derecho que todos nosotros. Esperemos que Costa Rica, único país en América Latina y el Caribe que la prohibe, se mantega firme en contra de cualquier práctica que atente contra la vida humana y sepa basarse en la evidencia científica para tomar decisiones trascendentales.

Anuncios

3 pensamientos en “FIV y el cigoto: ¿una simple célula o un ser humano?

  1. Todos nosotros estamos formados por células. La célula es la unidad fundamental de la vida, sea animal, vegetal, fúngica… En el momento en el que aparece nuestra primera célula, empezamos a EXISTIR.

  2. Es impresionante cuanta gente defiende ideas por conveniencias económicas, políticas, ideológicas o simplemente por que les conviene pero se alejan de la verdad. Gracias por compartir con todos nosotros esta información que demuestran de modo muy bien fundamentado que la vida humana se inicia desde la concepción.

  3. el problema con este tipo de conclusiones acomodaticias es que pretenden sustentar concepciones moralistas con conceptos científicos y biológicos de una manera muy poco racional y amañada; y aunque la ciencia humana responde a una ética clara (o al menos así debería de ser), saltar así tan gratuitamente de hechos científicos a conclusiones moralistas de este tipo, es como –recordando a mi maestra de primero elemental– sumar perros con vacas.

    Claro! definitivamente un cigoto es más que una simple célula viva, por el simple hecho de que no es una sola célula sino un cúmulo de células resultado de un proceso contínuo y acelerado de divisiones mitóticas y encaminado a la diferenciación celular embriológica, pero de ahí a dar ese triple salto mortal estrambótico y sugerir que es un ser humano formado y con conciencia es devolvernos al menos 300 años (si no es que más, hasta 25 siglos en el pasado, a lo que se creía en la grecia clásica con respecto al desarrollo embriológico), a los tiempos oscuros del preformacionismo, e ignorar todo este acervo de conocimientos logrados con mucho esfuerzo y sacrificio, en los que irónicamente pretenden afirmar este tipo de concepciones.

    Seamos claros: aunque un cigoto es un conjunto muy especializado de células en un proceso embriológico en desarrollo altamente específico, pues en términos bioéticos no es más que eso, un puñado de células, como un pedazo de higado o un conjunto de haces musculares; nada de humanitos en diminuto. Pör favor, respetemos la ciencia!

    Costó mucho, pero por fortuna, hace ya cientos de años superamos la concepción ideológica del homúnculo de Hartsoeker!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s