Ecologia

Por qué ya no quiero ser una ecologista…

 Durante toda mi secundaria y mis años universitarios escuché a muchas personas decirme que era una ecologista por mi defensa del planeta y de los derechos de los animales. Aunque fui cambiando de rumbo con los años (después de muchas indecisiones) al elegir mi carrera me debatía inicialmente entre biología, geografía y zoología por lo que no es tan raro que se me escuchara hablar de la naturaleza y de animales, dos cosas que siempre me han encantado y que cuando he visto necesario he defendido.

Fue en mi primer año de universidad cuando me invitaron a asistir a una marcha a favor de la ecología frente a la embajada de Francia que iba a hacer pruebas nucleares frente a no sé qué isla causando daño irremediable a la flora y fauna marina que me pregunté seriamente qué sentido tenía protestar y si verdaderamente me interesaba esa causa. Soy consciente de que fui de las primeras en ser invitada a esa marcha porque me suponían una ecologista convencida pero finalmente fui de las pocas personas de mi grupo de amigos que no asistió a la misma porque me generó muchos cuestionamientos. En realidad en esos días me quedé pensando en el “todo o nada”, si esa causa era tan importante debería de hacer mucho más que pararme una tarde a gritar un rato frente a una embajada, y si esa causa no era tan importante, yo me preguntaba ¿por qué causa estaría dispuesta a hacer algún sacrificio más grande? La verdad es que me quedé con la pregunta por muchos años más y si no me involucré más con la gente “verde” de mi universidad que me seguía contando entre sus filas fue porque al final de cuentas me sentía muy hipócrita, quería involucrarme más en una causa noble pero había algo que no terminaba de sumar.

Algunos años después fue justamente el encuentro con un señor que daba la vida por una causa tan noble como el cuidado del medio ambiente el que me ayudó a definir qué es lo que yo quería hacer con mi vida, verlo tan convencido de lo que hacía y estar trabajando yo en algo que me gustaba mucho pero no me llenaba fue un catalizador para tomar una opción clara en mi vida. Yo quería defender a las personas ¡antes que los animales! Descubrí que estaba dispuesta a dar mi vida por los seres humanos y que esa era una causa que sí valía la pena.

Ahora cada vez que me llega algún mensaje, mail, etc. para unirnos en defensa de nuestra madre tierra tengo sentimientos encontrados. La verdad es que nunca me he considerado a mi misma una ecologista pero siempre me ha interesado la naturaleza y los animales y me duele ver como las naciones, empresas y personas individuales usan de modo tan inconsciente los recursos naturales, como se depreda la flora y fauna y estamos haciendo daño al mundo pero al mismo tiempo algo en mi interior rechaza esta causa. No porque crea que esté mal en si mismo defender a la naturaleza sino porque he visto demasiado casos de gente que daría su vida por los animales y no tienen ninguna duda en apoyar el asesinato de seres humanos dentro del vientre de sus madres, porque he leído y escuchado lo suficiente como para poner en duda que el calentamiento climático es causado por el hombre y darme cuenta que hay muchos intereses político entre los que lo promueven, porque creo que es absurdo que en la sociedad actual hayamos tanta conciencia de los derechos de los animales y hayamos perdido tanta conciencia de la dignidad del ser humano. Por eso y por muchas razones más…ya no quiero ser ecologista….¡Prefiero ser pro-vida!

Anuncios

6 pensamientos en “Por qué ya no quiero ser una ecologista…

  1. En nuestra opinión, el verdadero y bien entendido ecologismo es por los humanos y los animales… es decir, es pro-vida. Las divisiones de las que hablás en el artículo: “Yo quería defender a las personas ¡antes que los animales!” es resultado de, por un lado, una muy mala comprensión de la naturaleza, la nuestra, como animales… humanos, que formamos parte de la naturaleza y del equilibrio (y desequilibrio) de la misma, junto con el resto de los animales. No debería haber tal división y la prueba de esto hay que encontrarla en las civilizaciones antiguas y muy mal comprendidas también que tenían muy en claro esta idea de unidad y pertenencia a la naturaleza.
    Por otro lado, también reconocemos que se da la división por cuestiones prácticas, es decir, cada activista que lucha por los animales o en contra de la instalación de una minería – por ejemplo- debería saber que está actuando sobre una parte de una cuestión que tiene impacto sobre un todo y que, para poder ocuparse como corresponde, hay que “especializarse” en cada caso pero siempre sin olvidar esa visión global del asunto.

    Decir que se lucha por el bienestar y no considerarse ecologista es algo que para nosotros no tiene ningún sentido y hasta contradictorio. Varias de las administradoras de este blog (Seamos Curisos) y las redes sociales que tenemos, somos veganos, esta filosofía de vida está totalmente en contra de la idea de que está bien salvar un animal pero matar un bebé no. Humanos y animales, todos, merecemos vivir y ser salvados por igual.

    La gente que se dice ecologista y tiene ese grado de contradicción que vos reconocés y lo comentás en tu artículo, es muy ignorante de su propia naturaleza y también es resultado de una manipulación materialista del capitalismo, que lleva muchos años. Creo que deberías tener en cuenta esto y no caer en ese rechazo generalizado que sufren los ecologistas, los de verdad, porque, si bien es responsabilidad de cada uno, hay que dar la oportunidad a todos a que accedan a otro tipo de visión que esclarezca sus contradicciones.

    Muchos de nosotros no solemos ver ciertas conexiones de ideas porque el mundo está ahora, a propósito, compartimentado, para impedirnos vernos con todo nuestro bagaje cultural y natural. Es muy complicado lograr tomar conciencia de muchas cosas y aprendemos todos los días algo nuevo y si logramos captar algo, tenemos que hablar con los demás y comentarles, no enseñarles ni dejarlos de lado.

    Saludos.

    • En algo estoy de acuerdo en la necesidad e importancia de defender a humanos y animales!…Quizás di la impresión de haber terminado siendo una anti-ecologista pero no es así. No estoy en contra de la ecología ni de los ecologistas que tienen un pensamiento correcto y con una recta valoración de lo humano pero si tengo sentimientos ambiguos ante los ecologistas es porque la mayor parte de los que se adscriben a la causa ecologista que he conocido valoran en muchos casos más a los animales que a los humanos y este tipo de pensamiento sí es algo que rechazo. Las felicito por defender la vida…todo tipo de vida!

  2. Ser pro-vida es defender vida animal y vegetal (incluyo al humano como animal porque pertenece a ese reino). Es cierto que puede ser hipócrita dar la vida por un animal y no por un humano, pero lo es también al revés. O quizás no sea hipócrita en ningún caso. Considero que las personas somos más sensibles ya sea hacia los animales, plantas o personas con vida amenazada (pobres, ancianos, enfermos, no-nacidos). Por tu opinión puedo decir que va contigo la 3ra. opción. Personalmente yo soy muy sensible con los animales, tanto tanto que no me animé a seguir veterinaria por eso, sí medicina, para pensar con la mente un poco más fría y hacer mejor mi trabajo teniendo en cuenta la salud humana de manera integral (pero al final decidí cambiar a otra carrera de la salud por otro motivo). Eso no quiere decir que ame, respete y defienda la vida humana, es sólo que soy más sensible con los animales, que la muerte de un gato extraño pueda producirme un dolor más intenso y muchas lágrimas, no así con un humano extraño, pero como digo, es que cada persona es más sensible hacia un tipo de vida y está bueno que lo defienda, “se especialize” como se dijo en el comentario anterior, sin olvidar la visión global de que todos somos vida.
    Y recuerda que defender las plantas, fauna y la naturaleza en general, es para el bien de las personas también. Por pensar principal o exclusivamente en el hombre es que hay aborto, asesinato de embriones, eutanasia y demás violaciones a los derechos humanos. Si no se hizo gran cosa para impedir esto en animales, qué le frena a un científico o médico aplicarlo en personas? Poco o nada le importa a mucha gente la dignidad humana y así poco a poco avanza la escalonada de la muerte. Ese es el grave error del antropocentrismo tecnocrático, lo cual a mi parecer y de muchos es sinónimo de egoismo. Piénsalo.

    • Todos somos vida y toda vida debe de ser protegida, en esto estoy de acuerdo contigo. Pero al mismo tiempo creo que sí es importante reconocer que los seres humanos tenemos una dignidad mayor que los otros seres vivos. Que tu seas sensible con los animales, o los gatos, no tiene nada de malo. Lo que me preocupa y mucho es ver como hoy en día hay tanta gente insensible ante la vida humana que se considera como una cosa más y creo que eso va más alla de que todos tenemos sensibilidades distintas. Creo que la cultura de hoy donde todo es relativo y donde todos los tipos de vida son equiparadas lleva a que perdamos sensibilidad ante algo muy esencial como es la vida humana, no nos debería de dar lo mismo.

  3. Y así es como los cristianos nos acabamos desmarcando de la defensa de causas justas por parte de otros colectivos. En vez de quedarnos e intentar influir para que no se den en ellos contradicciones como ser ecologista y pro-elección.

    • Como comenté en el artículo yo misma nunca me he catalogado como “ecologista”, mi experiencia es que la gente me catalogaba asi porque me veían interesada en la “causa”. No deja de interesarme ni de parecerme importante. Tienes razón está mal hacer una oposición entre ser ecologista y pro-vida…no he pretendido hacer eso en ningún momento, sólo he expresado mi opción…pues sí me catalogo a mi misma como “pro-vida”. Hay que seguir en la lucha ecologista y no alejarnos de ella aunque este llena de gente pro-elección pero también es cierto que hay que hacerlo teniendo bien en claro lo importante que es defender y custodiar la vida de todo ser humano, si no tenemos eso claro se pierde el foco demasiado rápido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s