Aborto/Opinión

Lo que no queremos ver

Todos sabemos que hay cosas que no nos gusta ver. Hay cosas que incomodan, duelen, fastidian y ¡qué no daríamos por que desaparezcan de nuestras vidas! Pero en la vida no depende todo de nuestros gustos y disgustos, hay cosas que no podemos hacer desaparecer sencillamente porque no nos gusten, las cosas no dejan de ser porque las deje de ver o porque deseo que dejen de existir. Las cosas están ahí y los que nos toca es tomar opciones en cuanto a ellas. Podríamos decidir evitar todo lo que nos disgusta, pretender que lo incómodo y difícil no existe y vivir en la evasión construyendo nuestra propia fantasía de la realidad. O podemos (…y debemos) hacer frente a nuestra realidad y tomar opciones ante ella.

La realidad de un embarazo no planeado es muchas veces difícil. La edad de la madre, la idoneidad del padre, la estabilidad de la relación de la pareja, la situación económica, los planes personales de los padres son algunos de los elementos que pueden generan cierto desconcierto que podrían  llevar a los futuros padres, y a la madre en primera instancia, a desear no estar en la situación que les toca vivir.  Creo que todos hemos oído historias de jóvenes madre que prefirieron “no saber” y no ver porque les costaba difícil reconocer la situación. Personalmente conozco historias de chicas que tuvieron su embarazo a escondidas de todos hasta prácticamente el nacimiento del niño. Tristemente creo que hoy son mucho más comunes los casos de mujeres que más que buscar esconder la realidad de su embarazo del mundo, ocultan la realidad a sí mismas y la mentalidad “moderna” avala plenamente su comportamiento y razonamiento al decirles que lo que llevan en el vientre no es más que un cúmulo de células y que no hay porque sentirse mal de “limpiar su vientre” de este tipo de impurezas incomodas.

Es más fácil pensar que el niño no es niño en los primeros días, semanas y meses. Mientras más pequeño mejor, es más fácil pretender que nunca existió. Es más fácil tomar la decisión de abortar si la madre tiene menos tiempo de gestación. Es más fácil, más conveniente, más cómodo y hasta más barato. Pero por ser más pequeño ese niño que ha sido concebido no es menos real como tampoco es menos grave la matanza que se realiza del mismo.

Buscando revertir esta falta de conciencia o al menos de generar decisiones informadas, actualmente en los Estados Unidos en el estado de Missouri se ha aprobado una nueva ley que obliga a las madres que quieren abortar a realizarse un ultrasonido al menos 24 horas antes del procedimiento del aborto.  Ante el panorama de asesinato legalizado que se da en los estados donde el aborto es permitido, ésta es una gran victoria pues permitirá a las madres enfrentar la realidad del hijo que llevan en el vientre y seguramente llevará a más de una a repensar lo que está haciendo. De hecho a inicio de año las campaña de oración de 40 días por la vida dio cuenta de varias madres que cambiaron de opinión sobre el aborto tras realizarse un ultrasonido y los abortistas saben bien que una madre que ve a su hijo tiene una gran probabilidad de cambiar de opinión sobre el procedimiento abortivo.

Como era de esperarse los abortistas están furiosos y asustados y están buscando por todos los medios revertir esta ley, porque además de Missouri son once estados los que están considerando implantar esta ley.  Ya han salido a testificar “expertos” pro-aborto pidiendo que las imágenes de bebes por ultrasonidos no afecten al debato sobre el aborto. El doctor Donald Peebles, experto en medicina neofetal del University College de Londres dice que  “la tentación es asociar los movimientos fetales con movimientos adultos, como que se chupa el pulgar porque está contento; que camina porque va a algún sitio”. “Personificar al feto a esa edad es peligroso”, dice también el neurobiólogo Huseyin Mehmet … me preocupó ver esas imágenes; sugerir que un feto joven en el útero tiene ese tipo de cualidades humanas, como moverse y chuparse el pulgar es muy difícil”.

Se pretende que las imagnes que podemos ver en los ultrasonido no tiene nada que aportar al debate científico, sin embargo el caso del doctor Nathanson demuestra todo lo contrario. Bernard Nathanson fue durante años conocido como el Rey del aborto. Con 75,000 abortos realizados y habiendo sido un promotor de la legalización del aborto y de la aceptación de este procedimiento como una opción de salud reproductiva cambio radicalmente de parecer tras la experiencia que tuvo con el invento de los ultrasonidos. Cuando reconoció su error de modo público en la revista médica “The New England Journal of Medicine” escribió: “el aborto debe verse como la interrupción de un proceso que de otro modo habría producido un ciudadano en el mundo. Negar esta realidad es el más craso tipo de evasión moral”.

Tampoco podemos olvidaron del testimonio de  Abby Johnson. Terminando el año pasado luego de ser directora de una clínica abortista en Estados Unidos Abby cambio radical y repentinamente de parecer sobre el aborto justamente porque se atrevió a ver. Durante ocho años ella trabajó para Planned Parenthood, la principal agencia proveedora de abortos en Norteamérica y promotora de abortos en el mundo, siendo directora de la misma los últimos dos años. Su historia con seguridad es más larga y compleja como pero lo que ella ha relatado es que después de ver un ultrasonido de un aborto que se estaba practicando decidió que eso estaba mal y que no podía continuar con ello y se ha convertido ahora en una promotora de la defensa de la vida.

Dicen que la historia se entiende siempre retrospectivamente. Estoy convencida de que algún día se aceptará de modo universal la maldad del aborto, de la matanza de los niños más indefensos del mismo día que hoy condenamos la esclavitud, el racismo, la intolerancia religiosa entre otras cosas que en su tiempo fueron ampliamente aceptadas. Mientras eso pase seamos al menos de los que no tienen miedo de ver las cosas como son y sintámonos responsables de abrirle los ojos a aquellos que tenemos a nuestro alrededor.

Anuncios

Un pensamiento en “Lo que no queremos ver

  1. Es una muy buena noticia dentro de la realidad dolorosa del aborto. Es una iniciativa que tendríamos que promover en todos los lugaren en donde el aborto ha sido legalizado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s