Mundo al revés/Opinión

Cada uno cree lo que le conviene

Al leer el último post del blog, escrito por una colaboradora de Volver a pensar en ti, me sorprendía una vez más del milagro que se da cada vez que una nueva vida comienza dentro del cuerpo de la mujer. Ciertamente me alegraba ver la emoción de esta madre en particular quien descubre la experiencia de la revolución del amor en su propia vida pero al mismo tiempo me hacía pensar ¿por qué tantas madres hoy en día no reaccionan de la misma manera?

Me cuestiona ver como lo que para algunas mujeres no es más que un cumulo de células, algo parecido a un tumor maligno que crece dentro de su ser sin su consentimiento, para otras es de modo inmediato un hijo amado por el cual están dispuestas a darlo todo. ¿Cómo puede ser que ante la misma realidad como es el inicio del embarazo existan aproximaciones tan contrarias? ¿Es posible que todo dependa lo que nos enseñaron, de lo que oímos y leímos? ¿O es que acaso todo depende de nuestra subjetividad y de lo que queremos creer?

Viene a mi mente la historia de Angie Jackson quien en febrero de este año hizo noticia y recibió amplia cobertura de los medios de comunicaciones norteamericanos cuando decidió comunicar al mundo entero paso a paso su aborto a través de twitter. Esta mujer de 27 años criada dentro de una secta radical cristiana de la cual su abuela era la iniciadora ahora más que una atea se considera a sí misma una anti-teísta quien hace se esfuerza por oponerse a la fe y religión desde su blog y participación en otros medios de comunicación y está comprometida de modo particular en la causa pro-aborto y anti-iglesia.

Al inicio de este año al enterarse que estaba embarazada decidió someterse a un aborto con la píldora abortiva RU-486 y compartir la experiencia con el mundo entero con el objetivo de “desmitificar” la experiencia del aborto.  Durante nueve días estuvo describiendo los grandes dolores y sangrados que le produjeron las pastillas y ella misma reconoció que pensó que este era un proceso de un día para otro y no se esperaba nada parecido. En el décimo día de su experiencia dejó de enviar mensajes a través de twitter cuando se dio cuenta que distintos blogs pro-vida de los Estados Unidos estaban retransmitiendo y comentando sobre su experiencia y esto no estaba favoreciendo mucho la causa pro-aborto pues en su esfuerzo por “desmitificar” el aborto lo estaba logrando al hacer que el mundo entero visualice un poco el horror que implica matar a un hijo.

Hubo una noticia en concreto que leí sobre este caso que me llamó la atención y me vino a la cabeza en estos días. Al promocionar su aborto (pues eso es lo que estuvo haciendo apareciendo en medios como CNN y ABC entre otros) esta mujer comparó su aborto (realizado con píldoras abortivas) con una pérdida natural del embarazo (en inglés miscarriage)  generando gran disgusto entre muchas mujeres quienes habían perdido hijos de modo natural y que expresaron su malestar por ello. Lo que me llamó la atención de modo particular es que esta excéntrica mujer quien es madre de un hijo de cuatro años pidió perdón a todas aquellas mujeres que se habían sentido heridas por sus comentarios reconociendo que ella no estaba hablando en nombre de ellas y que sentía mucho haberlas herido ante un tema tan sensible para ellas como era perder un hijo. Es decir, reconoce como madre que es el dolor ante la pérdida de un hijo y reconoce el dolor que una madre naturalmente tiene al perder a un hijo incluso en las primeras semanas de embarazo. Con ello me queda claro que esta mujer tiene plena conciencia que se ha iniciado una vida dentro de su vientre y es capaz de reconocer el valor de la misma (de ahí su pedido de perdón) pero al mismo tiempo con conciencia ha tomado la decisión de eliminar esta nueva vida porque no le es conveniente y ha decidido pensar que su aborto inducido es lo mismo que un aborto espontaneo sin tomar en cuenta que la diferencia fundamental entre ambas realidades es que ella está perdiendo a su hijo por decisión propia, ¡porque ella lo ha matado! De modo descarado esta mujer pasa a describir su aborto como el vaciado de su útero, como si matar a un hijo no fuera nada más grave que una limpieza interna del organismo producido por tres pastillas que dicho sea de  paso ya han causado la muerte de al menos 13 mujeres en el mundo y daños  en la salud de  1,100 mujeres en los EEUU.

Creo que lo más grave de este asunto no es que gente cree lo que quiere creer por conveniencia o comodidad (eso siempre va a pasar y es difícil de evitar hasta no lograr un mayor grado de conciencia y responsabilidad como parte de la cultura actual). Lo más grave es que muchos pueden terminar creyendo lo que otros quieren que crean. Un ejemplo más de ello se puede ver con claridad en el video que adjunto acá abajo donde una vez más los miembros de “Live Action” ponen al descubierto las mentiras de los abortistas. Para quien no sabe inglés en este video se puede ver como las cámaras encubiertas graban a los abortistas mintiendo sobre las características de un feto de 7 semanas. Le dicen a una joven madre que su hijo en ese momento no es más que una masa fetal porque no tiene ni manos, ni pies, ni cabeza, cerebro ni corazón y la inducen a tomar la opción del aborto en base a mentiras alentándola al mismo tiempo a tomar una decisión rápida y desalentándola de la posibilidad de dar en adopción a su hijo no deseado.

Yo me pregunto cuantas mujeres abortan a sus hijos en las primeras semanas de vida tras ser engañadas por tantos que desinforman a las mujeres diciendoles que lo que llevan dentro no es más que un cúmulo de celula, cuantas veces los medios de comunicaciones desinforman a la población al publicar lo primero que encuentran, lo que les conviene y sobre todo lo que vende. Angie Jackson se hizo famosa por ser la primera mujer en transmitir en vivo un aborto via twitter y youtube, con ello generó controversia pero sobretodo ha contribuido a banalizar el tema un poco más. Quizás sea un caso aislado. Quizás es la primera de muchas otras mujeres que vendrán a repetir este macabro espectáculo donde los medios de comunicacion se convierten en complices de la difusión de una cultura de muerte. Lo que sí creo es que toda mujer que entiende el valor de la vida por su propia experiencia de maternidad tiene la responsabilidad de comprometerse con esta causa y ayudar a difundirla y defenderla para que sean cada vez menos mujeres las que sean engañadas.

Anuncios

2 pensamientos en “Cada uno cree lo que le conviene

  1. FELCITACI0NES es maravillosa la pagina!!! me alegra que hayan personas comprometidas con este tema de vital importancia!! que es el aborto, el mas despreciable de los asesinatos, cuenten conmigo para loq ue sea!!!
    les dejo mi msn
    zaira_airsign@gotmail.com
    muchas gracias por no dejarme sola en esta batalla
    los estima
    Zaira Arias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s