Mundo al revés/Opinión

Cada cosa por su nombre….

De chica me enseñaron que a cada cosa se le debe de llamar por su nombre. De grande aprendí un poco sobre el sentido de esto. Me enseñaron que un perro es perro porque tiene identidad de perro. Por lo mismo un perro con tres patas no deja de ser perro; un perro pintado de color verde no deja de ser perro; un perro recién nacido que tiene aspecto de rata no deja de ser un perro; un perro con peluca, lentes y ropa no deja de ser perro porque tiene una identidad intrínseca o esencial que hace que sea lo que es más allá de los cambios exteriores o secundarios de su aspecto. Sin embargo hoy en día parece que el mundo se está olvidando de estos principios tan básicos y al no saber con qué nombre llamar a las cosas terminamos no sabiendo qué es cada cosa.

Ayer leía en el periódico la historia de un “ser” llamado Norrie May-Welby quien ha hecho historia al ser reconocido como la primera persona sin género definido. Norrie nació hombre pero mediante una operación buscó transformarse en el sexo femenino. Años después no contento tampoco con su nueva identidad sexual inició una batalla legal para ser reconocido por el gobierno australiano como de sexo neutro y lo ha logrado tras la incapacidad de varios doctores de identificar su sexo. Siguiendo la misma lógica del perro de color verde yo entiendo que este ser humano llamado Norrie es un hombre pues nació así y tiene un componente genético (XY) que lo determina como sexo masculino y que se le haya cortado o añadido algo de manera artificial (hormonas, etc.) no hace que deje de ser hombre; por el hecho que haya logrado tener un aspecto distinto no deja de ser hombre, por el hecho que haga opciones personales de vida que pueden o no parecernos adecuadas no deja de ser hombre y no entiendo como puede ser tan difícil de determinar esto para doctores, hombres y mujeres de ciencia que deberían de tener un mínimo de razonamiento y lógica. La verdad me parece un insulto a la razón que la ciencia tanto defiende.

Con este precedente no nos debe de sorprender que a lo largo del mundo se inicien ahora batallas legales de miles que decidan imitarlo y aunque parezca una historia de ciencia ficción no debería de sorprendernos que el día de mañana alguno pretenda no ser calificado como humano porque no se identifica con la especie. Aunque esto parezca de lo más absurdo hoy en día no me suena algo tan lejano. Tan sólo hay que ver el éxito que ha tenido una película como Avatar (la más taquillera de la historia) que auspicia este principio y el peligro que comporta la experimentación de híbridos de animales con humanos en los laboratorios y todas las implicancias que trae ello.

Pero no hay que irnos tan lejos para ver que este fenómeno de renunciar a nuestra propia identidad ya es algo que se está dando y nos está afectando. Hoy en día se ignora la legitimidad del derecho de los embriones y fetos a vivir porque no se les considera humanos. Nadie niega que en ellos hay vida pero se niega su humanidad y en consecuencia se niegan sus derechos humanos fundamentales y su derecho a la vida, es decir el derecho a desarrollar la vida que ya tienen.

Si nos ponemos  a pensar un poco podemos ver las contradicciones de la mentalidad abortista. Ningún abortista niega el hecho que ese feto si lo dejas desarrollarse se va a convertir en un ser humano (justamente por ello los quieren matar porque no desean la presencia de ese ser humano). Pero si la lógica del perro es válida se debe de aplicar en este caso también. Si el embrión o el feto es un ser humano en su estado menos desarrollado no por ello deja de ser humano pues tiene los elementos constitutivos del ser humano, es esencialmente humano y si lo dejamos crecer eso es lo que va a ser. ¿O acaso alguien tiene alguna duda sobre ello y considera que cabe la posibilidad que el feto se desarrolle como un mono o un perro? No existe un pre-humano como no existe un sub-humano. Es sencillo, o es humano o no lo es y eso no tiene nada que ver con su tamaño y su etapa de desarrollo. Y en virtud de su humanidad es que tiene o no tiene derechos humanos. Adolph Hitler consideraba que un judío es un ser vivo pero que no podía afirmarse que es un ser humano pues no había bases científicas para ello. El Ku Klux Klan consideraba válida la matanza de los negros pues si bien no negaban que fueron seres vivos no los consideraba seres humanos. Acá claramente se puede ver como la  “ciencia” se utiliza muchas veces en aval de una ideología.

A partir de la fecundación surge un embrión que desde el inicio tiene características fijas inscritas en sus células. Prácticamente todo ya está determinado, el sexo, el color de los ojos, pelo y piel, composición física, capacidades intelectuales y artísticas innatas, etc. Todo lo que depende de la herencia de nuestros padres ya está ahí, nuestra individualidad ya está plasmada en un conjunto de DNA particular que es único e irrepetible. Del mismo modo nuestra humanidad ya está determinada, ya no hay duda de en qué nos convertiremos pues ¡desde que somos embriones ya somos seres humanos! Por lo tanto al compararnos con un embrión o  un feto no hay una problemática de identidad pues somos similares en lo esencial, la diferencia entre nosotros y ellos es apenas cualitativa, es decir de tamaño, de etapa de desarrollo.  Un embrión es lo que es un ser humano y no hay que olvidarnos de llamarlo por su nombre y de defenderlo por lo que es.

Anuncios

2 pensamientos en “Cada cosa por su nombre….

  1. El relativismo es el enemigo más peligroso que tenemos.
    Ni siquiera el terrorismo comunista o islámico es tan dañino como este, pues ante la amenaza violenta de un enemigo nos unimos y nos hacemos fuertes en la fé.
    En cambio un ataque que no se pinta como tal y que mas bien aparece como una forma de pensamiento libre y de acuerdo a nuestros valores, nos golpea sin que nos demos cuenta.

    Las cosas deben llamarse como son, sin maquillar nada, si no es asi, estaremos destruyendo nuestro estilo de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s